Sensibles

 

 

con

 

 

humor

gallery/ui_banner

Hola soy Tere...

...Hace ya muchos años que estoy divorciada, y en marzo de 1999 me decidí con una amiga a crear en mi casa, que era amplia y antigua un espacio de encuentros como el que yo buscaba. Al principio organicé actividades de cine debates los domingos por la tarde, hasta que la gente que concurría, me pidió reuniones con presentación, charlas y juegos. Así fue que en octubre del mismo año, comencé a reunir gente los sábados. Al principio éramos entre 12 a 16 personas y luego poco a poco, fueron aumentando, porque la gente lo pasaba muy lindo y se sentían cómodos y lo comentaba entre sus amigos, lo que hacía que cada vez fuéramos más. Esa fue una etapa muy linda pero de mucho trabajo y muy poco reditúo económico. Preparar las reuniones, la película, la actividad, los llamados telefónicos, el lunch y reordenar la casa, tomaba mucho de mi tiempo y de mis energías. Entonces me decidí a cerrar el cine debate de los domingos y puse toda mi energía en las reuniones de sábado. La gente que concurría a los cine debates, nunca se resignaron... llamaron y llamaron hasta que me convencieron, y los domingos comenzó a funcionar nuevamente. 

En Julio del 2009 vendí la casa y a partir de allí, las actividades de sábado, se siguieron haciendo sábado por medio en el salon “Piano Bar” y desde el 2012 en mi nueva casa en el barrio de Belgrano. El cine debate también continúa todos los domingos y ahora hace falta anotarse pues contamos con muy pocos lugares. 

Nuestra ciudad tiene pocos espacios éticos para conocer gente, y la mayoría de ellos, no ofrecen la posibilidad de un acercamiento natural. Suele suceder que las personas se sienten como en una vidriera, donde todo pasa por lo visual y no es tenido en cuenta para nada la simpatía, la sensibilidad y el buen humor…, Es como que es mas importante el "envase" que el "contenido". 

Es por esa causa que la mayoría de las personas cansadas de deambular por allí, prefieren quedarse sin salir antes que desafiar ese tipo de opciones. En mi casa eso no sucede! y te pido que te animes a cambiar, porque siempre tendrás más posibilidades en mi casa que en la tuya..., y no hay peor fracaso, que no intentar! 

Realmente, generar estos espacios y coordinar las actividades es totalmente mi vocación, pues me hace feliz, me alegra la vida y me da muchísimas satisfacciones!